8 ÁREAS DE LA VIDA MATRIMONIAL SALUDABLE


Para que un matrimonio sea funcional y se desarrolle de modo que todos los miembros de la familia crezcan y se construyan mutuamente, considero que es necesario que observemos un equilibrio natural en lo que yo llamo, las ocho áreas del crecimiento familiar saludable, y son a saber:

1.     Que los padres de cada uno de los esposos sean apreciados, valorados y respetados por cada uno de los cónyuges, ya que tarde o temprano ellos se terminara pareciendo a sus padres, no solo en apariencia, sino que puede en manías y maneras.
2.     Que el diálogo sea proposicionalmente desarrollado, de tal modo que las discusiones sean desarrolladas de modo alturado y que se legue a un puerto saludable.
3.     Que las maneras de generación de los recursos económicos sean fluidas, sostenidas y duraderas, para que las diversas áreas sean atendidas sin dejar una con el presupuesto flaco.
4.     Que las crisis que con toda seguridad llegarán, sean atendidas con calma, y con los recursos personales, familiares y laborales adecuados para que las mismas se reduzcan a su mínima expresión posible.
5.     Que los estilos, y modos de crianza se desarrollen con el completo acuerdo, compromiso y participación de los miembros de la pareja, y eso de manera sostenida en el tiempo.
6.     Que la vida sexual sea gratificante, regular de acuerdo a cada pareja, e higiénica, a fin de que ambos se sientan realizados en ese aspecto.
7.     Los roles pactados, asumidos, sostenidos, reconocidos, en cuanto a lo que se debe hacer en la casa, en aspectos como cocinar, limpiar, lavar, etc.
8.     Una práctica espiritual regular, similar, sostenida y viva por parte de cada uno de los miembros de la pareja.

Cada uno de estos principios deben ser desarrollados, uno a uno, por separado, para un mejor entendimiento de la vida familiar. Podríamos llenarnos de estadísticas que nos muestren la recurrencia de problemas que giran en torno de cada uno de los enunciados enumerados más arriba, pero eso no nos servirá de nada a menos que sea carne en cada uno de nosotros.

Recordemos que el conocimiento no necesariamente está vinculado con el cambio. Son las creencias más profundas las que nos motivan con más fuerza a la acción. Es así que considero que debemos trabajar en nuestras creencias, en revisar nuestros paradigmas mentales más venerados y profundos que influyen en nuestras conductas familiares, para poder avanzar hacia una familia funcional y estable.


Puedes visitarme en http://familiayfeonline.com/ o puedes seguirme en mi canal de YouTube (https://www.youtube.com/user/yvanmbalabarca), búscame como Yvan Balabarca, y hazte seguidor o seguidora. Un gran abrazo.

Comentarios

HIRAM ABBI dijo…
Thanks
Yvan Balabarca dijo…
Your welcome

Entradas más populares de este blog

AVANCEN JUNTOS

MATRIMONIO ENTRE IMPERFECTOS