Google+ Followers

30 enero 2017

DIOS CUIDA DE TI



Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?  Daniel 6:20

Se ideó ahora un plan para consumar su destrucción. Sus enemigos se reunieron en el palacio, y pidieron al rey que aprobara un decreto en virtud del cual ninguna persona en todo el reino pidiera nada a Dios o a hombre, excepto de Darío el rey, por espacio de treinta días, y que toda violación de ese edicto fuera castigada echando al ofensor en el foso de los leones. El rey no sabía nada del odio de estos hombres hacia Daniel, y no sospechaba que el decreto lo perjudicaría de alguna manera. Por medio de la adulación hicieron que el monarca creyera que redundaría grandemente en su honor el emitir un edicto semejante. Con una sonrisa de triunfo satánico en sus rostros volvieron de la presencia del rey, y se regocijaron por la trampa que le habían tendido al siervo de Dios”. La edificación del carácter, 41.

A pesar que todo y todos estaban en su contra, Daniel no vendió su lealtad diaria a Dios, la cual consistía en pasar tiempo en adoración a su Creador. Esa lealtad no puede estar en plan de ser negociada por cualquier otra ocupación. Es nuestro privilegio y deber pasar momentos de paz al lado de Dios, para recibir sus enseñanzas a través del estudio sistemático de su Palabra.

Por otro lado, están quienes sufren por consecuencia de las acciones y odios de otros. Muchos de estos “otros”, lo único que hacen es escuchar una parte de la historia, “chismes”, y con ello tejen acciones para provocar crisis a quien es inocente; si conocieran la otra cara de la moneda, sabrían que su proceder es malo.


Como sea que fuere, Dios es el protector del inocente y desvalido y con certeza dará su justa recompensa al impío; y, aun las acciones malas en contra de sus hijos, las tornará en oportunidades de fe y salvación para sus amados.

No hay comentarios.: