16 agosto 2016

HAY UN DIOS EN LOS CIELOS



Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama… Daniel 2: 28

“Mientras Daniel se aferraba a Dios con confianza inquebrantable, descendió sobre él el espíritu del poder profético. Mientras era honrado por los hombres con las responsabilidades de la corte y los secretos del reino, fue honrado por Dios como embajador suyo, y aprendió a leer los misterios de los siglos futuros. Los monarcas paganos, gracias a su relación con el representante del cielo, se vieron obligados a reconocer al Dios de Daniel”. La educación, 53.

Una de las claves del éxito de Daniel fue su inquebrantable confianza en el Todopoderoso. En estas épocas en que el consumismo crea estados de angustia a millones quienes corren a los estantes para comprar aquellos que de manera emocional consideran llenarán el vacío de sus vidas, o traerá alegría y paz a sus almas, o aun peor, les dará nuevas esperanzas y satisfacción; la paz que surge de la confianza en Dios y en su omnisapiente misericordia se levanta como la única solución para la angustia, el miedo y desconcierto del hombre.

En el libro de Daniel descubrimos que aunque el hombre más poderoso del mundo, líder de una nación que simboliza a los enemigos de Dios, quiera hacer su voluntad, hay un Dios en los cielo que realmente gobierna y no deja a sus hijos en el desamparo aunque estos estén sufriendo el castigo que sus propias elecciones acarrearon.


Daniel fue el mensajero de Dios para convertir a un pagano, y es el símbolo de todos aquellos hombres y mujeres que llevan esperanza a miles, a millones alrededor del mundo, para que vean al Señor Jesús y encuentren paz, y por ello, glorifiquen al Dios de los cielos.

No hay comentarios.: