Google+ Followers

07 julio 2016

LA SALVACIÓN SOLO VIENE DE JEHOVÁ





“Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza” Jeremías 17:14

“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Pues será como la retama en el desierto, y no verá cuando viniere el bien; sino que morará en las securas en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Bendito el varón que se fía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque él será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viniere el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de hacer fruto. ... ¡Oh Jehová, esperanza de Israel! todos los que te dejan, serán avergonzados; y los que de mí se apartan, serán escritos en el polvo; porque dejaron la vena de aguas vivas, a Jehová. Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo: porque tú eres mi alabanza”. (La educación cristiana, 249).

La salvación solo viene de Jehová. Aun los mecanismos que tiene el cuerpo humano, para auto regenerarse frente a una traumatismo, han sido diseñador por el Señor.

A veces llegan golpes emocionales que pueden llegar a doblegar el alma del más fiero guerrero, y ni aun psicólogos o psiquiatras pueden aliviar; pero la poderosa presencia de Jesucristo en el corazón es capaz de poner luz allí donde hay tinieblas, de poner vigor donde no quedan fuerzas, de poner sosiego donde hay angustia, y paz donde hay aflicción. Dios es la respuesta al supremo dolor del hombre.

Las corrientes vacías del ateísmo solo dan una solución: la lucha constantes del hombre con sus herramientas filosóficas, junto a su fe ciega en la fuerza de voluntad. Por ello es que hay tanta desesperanza en el mundo.


Pero el cristiano tiene una poderosa armadura: la fe, la Palabra de Dios, la salvación, la proyección misionera. Solo Jehová puede sanar y salvar de cualquier situación. Has tu débil parte, y aférrate a Él, espera su voluntad, que al final, es mejor que todo.

No hay comentarios.: