Google+ Followers

30 julio 2016

CONFÍA


Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil; mas a la engordada y a la fuerte destruiré; las apacentaré con justicia. Ezequiel 34:16

Cristo, el pastor principal, ha confiado el rebaño a sus ministros como sub pastores; y les manda que tengan el mismo interés que él manifestó, y que sientan la misma santa responsabilidad por el cargo que les ha confiado. Les ha mandado solemnemente ser fieles, apacentar el rebaño, fortalecer a los débiles, animar a los que desfallecen y protegerlos de los lobos rapaces”. (Patriarcas y profetas, 189).

Cuando los seres humanos fallan en su misión de consuelo y de esperanza, los ángeles del Señor suplen estas faltas. Dios está pendiente de ti y de tus angustias. Si ya hiciste todo lo que debías hacer, entonces abandónate al Señor. Deja que él haga lo que tu no puedes hacer.

No hay problema tan complicado ni delicado para lo que Él no tenga una solución, sino que cuenta con cientos de soluciones para el mismo problema, desde las humanamente lógicas, hasta las humanamente imposibles, a las que llamamos “milagros”.

Pero ¿y qué si no pasa nada y perdemos lo que tanto anhelamos? Pues debes de saber que ese es el mejor camino para ti, aunque duela, aunque se derramen lágrimas y la desazón  se acumule en el corazón. Pero es necesario que ese fuego de prueba te envuelva para hacerte más fuerte y tenaz. No te preocupes, no atravesarás por pruebas que superen tus límites, porque Dios tiene cuidado de ti.

Ahora confía, has tu parte, y confía. Dios tiene un plan maravilloso para ti.



No hay comentarios.: