11 julio 2016

CLAMA A MI



“Clama a mí y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” Jeremías 33:3

“La mente, el alma, se edifica con lo que le sirve de alimento, y a nosotros nos toca determinar la clase de alimento que recibirá. Está al alcance de todos escoger los temas que han de ocupar los pensamientos y amoldar el carácter. Dios dice de cada ser humano privilegiado con el acceso a las Escrituras: “Le escribí las grandezas de mi ley”. “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”. (La Educación, 114.

La lectura de la Biblia no debe dejarse como una opción  a ser tomada si es que se tiene ganas o no. En medio de las perplejidades que le tocó afrontar a Jeremías, estando en la cárcel por hacer la voluntad de Dios, por ser fiel a su llamado de profeta; en medio de la apostasía abierta y reinante de Israel; en medio de no entender porqué los justos eran maltratados y los impíos reinaban; el Señor le dirige las palabras del texto de hoy.

Dios quiere absorber tus dudas y desazones. No te quejes con nadie, dice el Señor, sino con el Dios Todopoderoso quien es capaz de simpatizar contigo y además, es capaz de darte la dirección y quietud que tu atribulado ser necesitan.


Recuerda que una de las formas en que Dios te habla es a través de su Palabra, y desea estar en contacto contigo. Medita en sus sagradas palabras, y piensa en el mensaje que Dios quiere darte. Hoy has de la palabra del Señor tu consejera y amiga. Hoy deja que te enseñe asuntos ocultos que no conoces.

No hay comentarios.: