Google+ Followers

15 julio 2016

BENDITOS



“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de seguía no se fatigará, ni dejará de dar fruto”. Jeremías 17:7, 8.

“¡Oh, cuánto sería honrado y glorificado Cristo ante los hombres y mujeres irreligiosos y mundanos si sus seguidores fueran lo que pretenden ser, es a saber, verdaderos cristianos a quienes el amor de Cristo los constriña a darlo a conocer ante un mundo idólatra, poniendo de manifiesto el marcado contraste que existe entre los que sirven a Dios y los que no lo sirven!... Tenemos que hablar a otros del amor de Cristo, y para hacerlo debemos saber por experiencia qué significa tener ese amor en el corazón. Todos encontrarían abundantes oportunidades para trabajar, si quisieran aprovechar las oportunidades que se les presentan”. (Cada día con Dios, 62).

La confianza que necesitamos viene de tener una experiencia con Cristo. Esa confianza en su amor y persona nos capacita para crecer en el conocimiento de la verdad. Ese conocimiento debe ser compartido con otros, no solo por palabras. Un autor escribió: las palabras convencen, el ejemplo arrastra.

La vida de devoción a pesar de nuestros días más oscuros, es necesaria para mantener la hilo de comunicación entre Cristo y nosotros desenrollado cada día. Es necesario que estemos constantemente cerca del Maestro.

Cristo quiere bendecirnos, pero es necesario que desarrollemos confianza en el que nos amó y se entregó a si mismo por nosotros.

Hoy seamos parte de la divina maquinaria de llevar el amor de Cristo a otros, hoy vivamos cerca del Señor.



No hay comentarios.: