10 marzo 2016

DIOS NOS CUIDA



Job 31:4 ¿No ve él mis caminos, Y cuenta todos mis pasos? 

“Usted piensa que sus errores y transgresiones han sido tan gravosos al Señor, que él no... lo salvará.  Cuanto más se acerque a Jesús, tanto más culpable aparecerá ante sus propios ojos, porque su visión será más clara, y sus imperfecciones serán vistas en un contraste más nítido con su perfecta naturaleza.  Pero no se desanime.  Esta es una evidencia de que los engaños de Satanás han perdido su poder; de que la influencia vivificante del Espíritu de Dios está surgiendo en usted, y que su indiferencia y despreocupación están desapareciendo”  (Dios nos cuida, 102).

Cuando más consagrados nos volvemos, cuanto más cerca del Señor estamos, cuando más tiempo pasamos con Dios, en oración, en estudio de la Biblia y en testificación a través de los dones espirituales que el Señor nos dio, entonces la venda se nos cae de los ojos y vemos con mayor claridad nuestros errores y pecados.

Podemos llegar a pensar así: “No me conviene acercarme más a Dios, porque me encuentro aun más pecador. Me doy cuenta más de mis errores y sufro más por ellos…”

Pero amigo y amiga, no temas. El que te pidió que perdonaras setenta veces siete está dispuesto a perdonarte también infinitas veces. Dios te ama, no lo olvides; y está dispuesto a salvarte.


Lo que sucede es que el diablo está perdiendo terreno en tu mente, y sus engaños de falsa seguridad están desapareciendo y te encuentras con tu yo real, pero no para desesperarte sino para ir a la fuente de vida eterna y clamar ante él como el leproso: “Jesús, hijo de David, si quieres, puedes limpiarme”, y escucha por la fe la respuesta de Cristo: “Quiero hijito, hijita, se limpio, se limpia”. Amén.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pastor necesito sus ayuda! Tengo una novia pero ella esta en otra ciudad, siento que es la mujer perfecta pero aveces siento que peleamos mucho y aqui me siento atraido por otra chica que al parecer me corresponde. No se que hacer