15 febrero 2016

SEAMOS LUZ



Esther 4:14 “Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”.

“El decreto que se promulgará finalmente contra el pueblo remanente de Dios será muy semejante al que promulgó Asuero contra los judíos. Hoy los enemigos de la verdadera iglesia ven en el pequeño grupo que observa el mandamiento del sábado, un Mardoqueo a la puerta. La reverencia que el pueblo de Dios manifiesta hacia su ley, es una reprensión constante para aquellos que han desechado el temor del Señor y pisotean su sábado” (Profetas y reyes 444).

El texto de hoy nos hace un doble llamado:

Primero debemos ser portadores de luz y estar dispuestos a mostrar la verdad donde sea y cuando sea. Es necesario tener valor para ser un fiel porta estandarte del Señor en medio de las oscuridades más extremas del diablo.

El segundo llamado es el de no dejar que nuestra luz de la verdad se apague en nuestras vidas. Una linterna con las pilas bajas jamás será de bendición como si lo es una linterna con mucha energía y luz.

Una vez estuve en un campamento con una linterna de pilas gastadas y con ella tuve que hacer mis deberes de acampante. Fue muy frustrante en varios sentidos, el no tener la luz adecuada durante la noche. Un amigo me regaló pilas nuevas y esto fue suficiente para que mi frustración se cambiara por gozo.


Hoy vayamos al Señor para que nos recargue las energías a fin de que iluminemos con su poder y amor.

1 comentario:

Edwin Neira dijo...

Gracias por la meditación Pr. ser fieles a Dios aunque se desplomen los cielos.