Google+ Followers

03 febrero 2016

ORACIÓN Y ACCIÓN




Nehemías 4:9 “Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche”.

“Es nuestro deber cultivar y ejercitar toda facultad que pueda hacernos obreros más eficientes para Dios.  La reflexión cuidadosa y la elaboración de planes bien maduros son tan esenciales hoy para el éxito de las empresas sagradas como lo eran en el tiempo de Nehemías. . . Los hombres de oración debieran ser hombres de acción.  Los que están listos y dispuestos, encontrarán formas y medios de trabajar.  Nehemías no dependía de lo incierto.  Los medios que a él le faltaban los pedía a quienes podían concederlos…” (Conflicto y valor, 264).

Esto es lo que quiero decir. Los hombres de oración deben ser también hombres y mujeres de acción. Mi padres siempre dijo: “En la Biblia dice: ayúdate que te ayudaré”. Más tarde en la vida me di cuenta que no hay tal texto en la Biblia.

Pero la idea es cierta. Dios quiere que hagamos lo que esté en nuestra mano y luego Él completará el resto.

Hay que hacer nuestra parte, con esfuerzo y dedicación, como Nehemías, y esto unido a una vida de oración, pues simplemente nos hace imparables.

Dios quiere derramar sus grandes bendiciones sobre ti y tu obra, pero debes buscar primeramente su dirección y aprobación; acto seguido debes esforzarte lo más que puedas, y listo… la victoria está garantizada.


No hay comentarios.: