Google+ Followers

01 febrero 2016

EL PODER DE LA PALABRA



Esdras 10:4  “Levántate, porque ésta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo; esfuérzate, y pon mano a la obra”.

“Se necesitan hombres poderosos en las Escrituras: hombres que con cada palabra y acción exalten los estatutos de Jehová; hombres que procuren fortalecer la fe. Hay gran necesidad de personas que enseñen e inspiren en los corazones reverencia y amor hacia las Escrituras” (Patriarcas y profetas, 460, 461).

Las acciones de los hombres de Dios están basadas en su adherencia  a la sagrada Palabra del Señor.

Recuerdo las veces en que he tratado de ganar discusiones argumentando con lógica, y haber quedado igual de vacio al ganar o perder. Pero también recuerdo haber llevado a la gente a la Palabra de Dios y haber tenido la respuesta del auditorio por haber encontrado las respuestas para sus dudas en la lógica de la Biblia.

Un estudio diario de la Palabra es lo que garantiza la fuerza de carácter necesaria para poder poner por obra todos los mandamientos de Dios. Separar un tiempo en paz para tener un encuentro íntimo con Dios es lo que nos hace falta para ser personas llenas del poder de la Palabra.

Hoy separemos un tiempo en medio de nuestra apretada agenda para deleitarnos en el estudio de las Sagradas Escrituras.

No hay comentarios.: