16 enero 2016

PREPARADOS PARA EL MOMENTO PERFECTO



2 Crónicas 14:2-3 “ E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios. Porque quitó los altares del culto extraño, y los lugares altos; quebró las imágenes, y destruyó los símbolos de Asera”

“La fe de Asa se vio muy probada cuando "Zera Etíope con un ejército de mil millares, y trescientos carros" (2 Crón. 14: 9) invadió su reino. En esa crisis, Asa no confió en las "ciudades fuertes" que había construido en Judá, con muros dotados de "torres, puertas, y barras," ni en los "hombres diestros."(Vers. 6-8.) El rey confiaba en Jehová de los ejércitos, en cuyo nombre Israel había obtenido en tiempos pasados maravillosas liberaciones. Mientras disponía a sus fuerzas en orden de batalla, solicitó la ayuda de Dios” (Profetas y reyes, 81).

Asa, el rey de Judá, decidió poner fin a la apostasía y gobernar en el temor de Dios. Llevó al pueblo de la mano hacia establecer la paz con el Señor. Pero mientras estaba gozando de tiempo de paz, el rey no permaneció ocioso sino que se preparó para un posible conflicto armado.

Las fuerzas de Judá estuvieron preparadas para la guerra y aun cuando Zera el Etíope llegó para plantear guerra con un ejército superior, Aza pudo hacerle frente, pero no con fuerza y fortalezas sino con un pueblo que confiaba en Dios.

Asa puso su corazón en confiar en Dios aunque no descuidó su preparación militar.


Hoy podemos nosotros hacer lo mismo. Quitar los lugares de adoración a falsos dioses de nuestros corazones, volver de todo corazón al Señor y estar preparados para toda buena obra que exija fe.

No hay comentarios.: