Google+ Followers

06 enero 2016

DIOS CUMPLE SUS PROMESAS



1 Crónicas 17:13-14  Yo le seré por padre, y él me será por hijo; y no quitaré de él mi misericordia, como la quité de aquel que fue antes de ti;   sino que lo confirmaré en mi casa y en mi reino eternamente, y su trono será firme para siempre.

“Grandes y gloriosas fueron las promesas hechas a David y a su casa.  Eran promesas que señalaban hacia el futuro, hacia las edades eternas, y encontraron la plenitud de su cumplimiento en Cristo” (Patriarcas y profetas, 818).

Cuando Dios hace una promesa con el hombre, podemos estar confiados que el Señor no faltará a su palabra a menos que el hombre quiera, por sus elecciones, que Dios no cumpla con su parte.

Cierta vez una pareja terminó su relación de noviazgo, y uno de ellos se preguntaba. ¿Cómo paso esto si yo le pedí pruebas al Señor y él me respondió positivamente? Lo único que se me ocurrió fue preguntar: ¿Qué hicieron que malogró el plan de Dios?

Cuando un plan divino no se cumple en nuestras vidas, esto puede ser aparente, como aparentemente ningún rey saldría del linaje de David cuando se destruyó la monarquía en Judá. Pero Dios habló y Dios cumplió.


Si Dios quiere tu felicidad, entonces Dios te dará la felicidad siempre y cuando estés dispuesto a seguir sus instrucciones y no tus propios deseos, y si te apartaste de El, pero volviste arrepentido como David, entonces confía en que Dios hará lo mejor para ti y tu vida. Cumplirá su promesa contigo, como cumplió con David.

No hay comentarios.: