03 noviembre 2015

HAY QUE DARLO TODO





2 Reyes 14:3  “Y él hizo lo recto ante los ojos de Jehová, aunque no como David su padre; hizo conforme a todas las cosas que había hecho Joás su padre”.

La historia de los reyes de Judá y de Israel está plagada de apostasías y arrepentimientos. Muchos de los reyes hicieron lo malo ante los ojos de Jehová. Otros pocos hicieron lo recto y anduvieron en los caminos de David su padre, pero también otros tantos hicieron lo recto ante los ojos de Jehová pero no como David.

Esta última declaración es grave, pero también da esperanza. Es grave porque cuando un hijo de Dios se entrega a medias, se compromete solo en parte, puede ser una piedra de tropiezo letal para los que lo siguen. Recordemos que nadie es una isla. Todos tenemos gente que de una o de otra manera nos ve como referentes. Debemos ser muy cuidadosos con nuestras actitudes.

Pero también el texto de hoy produce esperanza, porque en medio de la idolatría hay gente que desea hacer lo recto. Aunque débilmente, quieren hacer las cosas bien.

Hoy debemos ser lo suficientemente valientes como para comprometernos con el Señor enteramente. Si ayer no lo hicimos, ya pasó, nos queda confesar nuestro pecado y seguir. Si mañana no lo haremos, no importa, quizá el mañana no llegue. Hoy es un regalo, por eso se llama presente, y es para vivir de tal modo que no tengamos de que arrepentirnos mañana.

Hoy seamos consecuentes con nuestra vocación cristiana.

No hay comentarios.: