Google+ Followers

20 octubre 2015

ALERTA CONSTANTE





2 Samuel 11:2  “Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa”.

“Tan pronto como Satanás pueda separar el alma de Dios, la única fuente de fortaleza, procurará despertar los deseos impíos de la naturaleza carnal del hombre.  La obra del enemigo no es abrupta; al principio no es repentina ni sorpresivo; consiste en minar secretamente las fortalezas de los principios.  Comienza en cosas aparentemente pequeñas: la negligencia en cuanto a ser fiel a Dios y a depender de él por completo, la tendencia a seguir las costumbres y prácticas del mundo”. (Patriarcas y profetas, 776).

Cuando vivimos una vida de aparente tranquilidad, sin compromiso total con el Señor, puede que las cosas que antes nos resultaban repulsivas y ante las que presentábamos una posición firme, ahora nos resulten menos malas y nos demos la licencia de juzgarlas como no tan malas.

Esa es la forma en que el diablo trabaja en el corazón del hombre. Lo deja en paz un tiempo para socavar su confianza en Dios, forjada en medio de las pruebas, para luego llevarlo hacia la confianza propia en tiempos de paz.


Hoy puede que estés atravesando una época de prosperidad y paz. Puede que no tengas persecuciones ni tristezas. Pero ojo, ten cuidado con confiarte demasiado. El diablo anda por allí buscando a quien devorar. Hoy debes permanecer en alerta espiritual, y esto se hace orando, estudiando la Biblia y compartiendo la fe.

No hay comentarios.: