03 septiembre 2015

OID A LOS PROFETAS



Números 12:6  “Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.”

“También ha hablado Dios a la caída estirpe de Adán por boca de hombres escogidos a quienes en sueños y visiones dio conocimiento de sus designios.  A estos mensajeros de la divina voluntad se les ha llamado santos varones o profetas, destinados por el Señor para la especial misión de recibir y comunicar la verdad del cielo al género humano.  Dios dice: "Si tuviereis profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él."  Números 12: 6.
Las Sagradas Escrituras son una compilación de los escritos de hombres tan señaladamente honrados, que llevaron mensajes de Dios a las gentes de su tiempo, enseñaron verdades espirituales y dieron consejos y amonestaciones para la iglesia del porvenir.  A los "profetas" fue revelado "que no para sí mismos, sino para nosotros administraban las cosas que ahora os son anunciadas de los que os han predicado el evangelio."  1 Pedro 1: 10-12” (Testimonios selectos, t. 1, 236).

La misericordia de Dios se manifestó para con su pueblo de acuerdo a su multiforme gracia a través de su orientación por los profetas. Hombres imbuidos, envueltos por su dirección para que sean capaces de recibir la revelación de su voluntad, y luego puedan dar mensajes inspirados por el Señor para los hombres, ya sea de manera oral, escrita o simbólica.

Dios no deja al azar, ni siguiera la escritura de sus mensajes, sino que aun dirige los pensamientos del profeta para que lleguen a escribir su voluntad, de tal modo que cada profeta cuenta con la ayuda del Espíritu Santo y escribe, con sus propias limitaciones y contexto, en sus palabras, la revelación, produciendo así escritos inspirados y guiados por el Señor. Es pues la Escritura la unión de lo divino y lo humano, es la Palabra de Dios hecha carne, infalible, aunque con las dificultades de lo humano.

Escuchemos a los profetas de Jehová y sobre todo probémosles con la Palabra revelada para saber si son de Dios. Recuerden que ningún profeta del Altísimo niega que Jesús vino en carne,  ni contradice la Biblia. 

No hay comentarios.: