Google+ Followers

10 septiembre 2015

NO TE ENOJES



Deuteronomio 5:17  “No matarás.”

“El espíritu de odio y de venganza tuvo origen en Satanás, y lo llevó a dar muerte al Hijo de Dios.  Quienquiera que abrigue malicia u odio, abriga el mismo espíritu; y su fruto será la muerte.  En el pensamiento vengativo yace latente la mala acción, así como la planta yace en la semilla.  "Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él" (El discurso maestro de Jesucristo, 52).

Cuántas veces hemos abrigado  sentimientos de venganza y cólera contra nuestros hermanos, contra aquellos que nos han hecho algo malo o contra los que simplemente “nos dijeron” que nos maltrataron. A veces nos hemos dejado llevar por resentimientos nacidos en las canchas de deporte o en medio de chismes. Como sea, odiar o sentir rechazo de nuestros hermanos es un quebrantamiento del sexto mandamiento.

Recordemos el ejemplo de Jesucristo, quien en medio del dolor producido por el suplicio de la cruz y en medio de insultos, escupitajos y desdén, dijo: “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”.

Solo necesitamos recordar el ejemplo del Maestro. Pidamos poder al Señor para perdonar y no solo eso, también olvidar. Más aún, si somos la parte culpable, pidamos poder para pedir perdón y restituir lo más posible.



No hay comentarios.: