Google+ Followers

05 septiembre 2015

NO IDOLATRIA



Deuteronomio 5:7  “No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

“El primer mandamiento no se transgrede únicamente negando la existencia de Dios o inclinándose delante de ídolos de madera y piedra. Muchos profesos seguidores de Cristo infringen sus principios; pero el Señor del cielo no reconoce como hijos suyos a los que guardan en su corazón cualquier cosa que ocupe el lugar que únicamente Dios debería tener. Muchos se inclinan ante la complacencia del apetito, mientras que otros lo hacen ante el vestido y el amor al mundo, y les conceden el primer lugar en el corazón...” (A fin de conocerle, 325).

Todo aquello que desvía nuestra atención de Dios es un ídolo. Lo que  para mi puede ser una piedra de tropiezo no necesariamente lo será para otros. Estos ídolos pueden ser personas, tales como la novia, el novio, los padres, los hijos, los amigos, etc. Si es que por estar con ellos descuido mis deberes espirituales, estoy en idolatría.

Los ídolos también pueden ser sustancias, como licores, drogas, bebidas legales, alimentos o abstenerse deliberada y peligrosamente de ellos, medicamentos no prescritos ni regulación. Si estas sustancias me alejan de la obediencia debida al Dueño de Todo, son ídolos.

Por último, los ídolos pueden ser procesos como la masturbación, la pornografía, los juegos de video o de azar, los estudios, el trabajo,  el sexo, las películas, aun la religión, etc. Estos procederes, si me separan de la obediencia a la voluntad de Dios, son ídolos.

Hay que destruir los lugares altos, los ídolos que ocupan el tiempo que se le debe a Dios deben de ser destruidos junto con sus altares. No seamos timoratos y demos lucha feroz contra los dioses falsos de nuestras vidas.

Recuerda: Has tu culto personal con Cristo aunque llegues tarde…


No hay comentarios.: