Google+ Followers

25 septiembre 2015

HUMILDAD


Jueces 6:15  “Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre”

“Era Gedeón hijo de Joas, de la tribu de Manasés.  La rama a la cual pertenecía esta familia no desempeñaba ningún cargo destacado, pero la casa de Joas se distinguía por su valor y su Integridad.  Se dice de sus valientes hijos: "Cada uno semejaba los hijos de un rey." Cayeron todos víctimas de las luchas contra los madianitas, menos uno cuyo nombre llegó a ser temido por los invasores.  A Gedeón llamó, pues, el Señor para libertar a su pueblo.  Estaba entonces ocupado en trillar su trigo.  Había ocultado una pequeña cantidad de cereal, y no atreviéndose a trillarlo en la era ordinaria, había recurrido a un sitio cercano al lagar, pues como faltaba mucho para que las uvas estuviesen maduras, los viñedos recibían poca atención.  Mientras Gedeón trabajaba en secreto y en silencio, pensaba con tristeza en las condiciones de Israel, y consideraba cómo se podría hacer para sacudir el yugo del opresor de su pueblo” (Patriarcas y profetas, 589).

¿Se han fijado que Dios siempre llama a gente ocupada? Llamó a Gedeón escondiendo el fruto de sus campos, llamó a David de en medio de sus ovejas, llamó a Mateo en medio de los impuestos, llamó a Zacarías, padre de Juan, en medio de su ministración en el templo, llamó a sus Pedro y Andrés en medio de las redes. Dios no busca gente ociosa, sino a gente que este ocupada. Pero aunque es gente ocupada es gente que está dispuesta a dejar de lado sus ocupaciones para volverse al Señor.

Dios te llama hoy en medio de tu oficina, tienda, movilidad, avión, universidad, colegio… no porque te sobre esfuerzo sino porque El sabe que eres un joven esforzado y valiente, una señorita esforzada y valiente.


Atendamos sin dilaciones su llamado, con la humildad de Gedeón. Dios se glorifica a través de nosotros, vasos de barro.

No hay comentarios.: