26 julio 2015

UNA SOLA CARNE

Génesis 2:24  Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

“Entonces tuvieron su origen dos instituciones gemelas, para la gloria de Dios y en beneficio de la humanidad: el matrimonio y el sábado. Al unir Dios en matrimonio las manos de la santa pareja diciendo: Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne", dictó a ley del matrimonio para todos los hijos de Adán hasta el fin del tiempo. Lo que el mismo Padre eterno había considerado bueno era una ley que reportaba la más elevada bendición y progreso para los hombres.” (El Discurso Maestro de Jesucristo, 58).

El milagro de convertirse en una sola carne. Ese renunciar a los padres no es olvidarlos a su suerte, sino el cuidarlos como sus nuevos protectores. El dejar a los padres es el dejarlos para ser una persona con el cónyuge.

Los padres ya no deben gobernar en la casa de sus hijos. Ellos deben aprender a gobernarse como jefes de familia y ser capaces de tomar decisiones para el bien de la nueva familia. El consejo oportuno de los padres podrán ayudar, pero es eso, un consejo, no una orden.

Querido joven y señorita, cuando decidan casarse, piensen que los papas pasan al plano de consejeros, y vuestra elección de la pareja debe ser hecha con tanta oración y desapasionamiento que como resultado su nueva familia sea tan estable y sólida que los padres estén confiados en la buenaventura de sus hijos.

Tener un matrimonio sólido da tanta paz y seguridad a los padres como para que vivan y confíen en las decisiones posteriores de sus hijos. Querido amigo y amiga, el matrimonio es una institución divina y por ser tal, exige una preparación adecuada para ser parte de ella. No te apresures en casarte. Estate listo de poder llevar adelante un hogar, participa de las tareas del hogar ahora que aun eres hijo. Esto te preparará para presidir tu familia y guiarla al éxito.


Hoy hagamos un pacto con Dios, para que El te dirija y dirija a tu futuro cónyuge en su temor y conocimiento; para que les de tantas oportunidades de aprender de la vida útil y práctica a fin de que no haya excusas de inexperiencia para pasar el resto de la vida con tu ser amado; para que al dejar a nuestros padres para construir y liderar un hogar, los tengamos cerca en amor, comunicación y cuidado.

No hay comentarios.: