22 julio 2015

UN AMBIENTE PREPARADO PARA EL HOMBRE

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

“Después de que fue creada la tierra y las bestias en ella,  el Padre y el Hijo cumplieron su propósito, que fue trazado antes de la caída de Satanás, de hacer al hombre a su propia imagen.  Habían obrado juntos en la creación de la tierra y de todo ser viviente en ella.  Y ahora Dios dijo a su Hijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen (The Story of Redemption, págs. 20, 21).

Adán y Eva salieron de las manos de su Creador en la perfección de cada facultad física, mental y espiritual. Dios plantó para ellos un jardín y los rodeó con todo lo hermoso y atrayente para el ojo, y con lo que requerían sus necesidades físicas...” (A fin de conocerle, 7 de enero).

Todo era perfección, todo era armonía. Todo estaba preparado para ser habitado. Dios dispuso en su divina sabiduría que ya era tiempo de crear su obra maestra, y digo maestra, porque este ser debería ser el mayordomo de Dios en la tierra. Su principal socio en el cuidado y desarrollo del Edén.

Adán y Eva tuvieron la oportunidad de ver al Señor cara a cara y de disfrutar de su presencia e instrucción. Todas sus facultades estaban listas para aprender las profundidades del amor de Dios.

Cuando pases por momentos de dificultad, no olvides que Dios te acompaña. Aunque la vida te presente un panorama sombrío, no dudes del amor de Dios que excede a todo conocimiento. Nuestros primeros padres tuvieron un hábitat preparado por el Señor para desafiar sus facultades. Hoy el Señor puede permitir situaciones diametralmente opuestas al Edén, pero que desafíen tus facultades como el Edén a la primera pareja.

Hoy considera el amor de Dios por preparar el ambiente para los primeros seres humanos sobre la tierra y medita en el supremo cuidado que pone Dios por prepararte para el ambiente de la nueva tierra.


No hay comentarios.: