Google+ Followers

27 julio 2015

NO AGREGUES NADA

Génesis 3:1-3  Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?  Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer;  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

“Le dijo que al comer del fruto de este árbol, alcanzarían una esfera de existencia más elevada y entrarían en un campo de sabiduría más amplio.  Añadió que él mismo había comido de ese fruto prohibido y como resultado había adquirido el don de la palabra.  Insinuó que por egoísmo el Señor no quería que comiesen del fruto, pues entonces se elevarían a la igualdad con él. Manifestó Satanás que Dios les había prohibido que gustasen del fruto de aquel árbol o que lo tocasen, debido a las maravillosas propiedades que tenía de dar sabiduría y poder.  El tentador afirmó que jamás llegaría a cumplirse la divina advertencia; que les fue hecha meramente para intimidarlos. ¿Cómo sería posible que ellos muriesen? ¿No habían comido del árbol de la vida?  Agregó el tentador que Dios estaba tratando de impedirles alcanzar un desarrollo superior y mayor felicidad.” (Patriarcas y profetas, 38).

Hay dos puntos saltantes en este texto. Primero, Dios había dicho que no coman del árbol de bien y del mal (Gen. 2:17), en ningún sitio está la declaración “ni le tocaréis”, de parte de Dios. Este agregado a los dichos de Dios fue aprovechado por el diablo para destruir a la mujer.

Segundo. ¿Acaso creemos que cuando Dios nos prohíbe algo es porque nos odia o nos quiere hacer la vida infeliz y miserable? ¡No! Sino que El prohíbe acciones porque sabe que es lo mejor y es para nuestro bien. Es el diablo quien provoca que nos rebelemos ante la amorosa voluntad revelada de Dios. El diablo es el gran rebelde y sus seguidores son los que desafían la voluntad de Dios.

Si se obedeciera la voluntad de Dios, incluyendo sus prohibiciones, acaso el VIH SIDA en la raza humana, y los homicidios, las adicciones, y los delitos sexuales ¿existirían? Pues no. Son parte de la “libertad que el diablo ofrece a sus seguidores.

Hoy seamos obedientes a la Palabra de Dios.


No hay comentarios.: