02 febrero 2015

LLAMADOS POR DIOS


Jeremías 1:5 “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”.



“El Señor le dio a Jeremías un mensaje de reprensión para que llevara a su pueblo, acusándolos de rechazar continuamente el consejo de Dios, diciendo: “Yo os he hablado a vosotros desde temprano y sin cesar, y no me habéis oído. Y envié a vosotros todos mis siervos los profetas, desde temprano y sin cesar, para deciros: Volveos ahora cada uno de vuestro mal camino, y enmendad vuestras obras, y no vayáis tras dioses ajenos para servirles, y viviréis en la tierra que di a vosotros y a vuestros padres”. Jeremías 35:14, 15”. (Recibiréis Poder, 269).



El don de profecía fue dado por el Señor para que su pueblo sea consolado, orientado y fortalecido en la Palabra de Dios. El Señor se reveló a los profetas, y estos siendo inspirados por Dios dieron sus mensajes de manera escrita, oral, o dramatizada; como sea, transmitían en palabras humanas, envueltas en autoridad divina, la voluntad de Dios.



Pero que horror es ver a lo largo de la historia cómo se ha despreciado la dirección divina para escuchar los gustos y fábulas de hombres que no temen nada, sino la pérdida de su prestigio. Esto es lo que sucedió en tiempos de Jeremías; Dios lo llamó para ser profeta, y este fue fiel a su comisión, de corregir a su pueblo.



Para ser profeta el Señor mismo es el que llama; esto no funciona si es que una persona desea ser profeta y estudia para ser profeta, sino que Dios llama al profeta porque ve que es la persona adecuada para cumplir esta delicada labor. El profeta del Señor trabajará para poder llevar con valor las palabras del Todopoderoso.



Aunque no seamos profetas, hemos sido llamados desde el vientre de nuestras madres para hacer una labor, de amor y consuelo, de dirección y promoción de la Palabra de Dios en primer lugar en nuestro hogar, y en segundo lugar, en nuestros vecindario. Dios nos dirija para hacer el bien el día de hoy.

No hay comentarios.: