Google+ Followers

23 febrero 2015

HIJOS E HIJAS DE DIOS




Jeremías 33:11 “ha de oírse aún voz de gozo y de alegría, voz de desposado y voz de desposada, voz de los que digan: Alabad a Jehová de los ejércitos, porque Jehová es bueno, porque para siempre es su misericordia; voz de los que traigan ofrendas de acción de gracias a la casa de Jehová. Porque volveré a traer los cautivos de la tierra como al principio, ha dicho Jehová”. 

“Los hijos de Dios están llamados a ser representantes de Cristo y a manifestar siempre la bondad y la misericordia del Señor. Así como el Señor Jesús nos reveló el verdadero carácter del Padre, hemos de revelar a Cristo ante un mundo que no conoce su ternura y compasivo amor” (Camino a Cristo, 115).

Hoy pensemos en salir de nuestra zona de comodidad para proyectarnos al prójimo. El texto de hoy nos dice que se debiera escuchar cantico de gozo porque Jehová es bueno y para siempre es su misericordia, y ¿tenemos razones para gozarnos? ¡Claro! Tenemos la vida, tenemos oportunidades para construir nuevos monumentos de fe y para destruir viejos altares idolátricos de nuestras vidas.

Hoy pensemos que somos hijos e hijas de nuestro padre que es lleno de misericordia (ama a quien no merece ser amado), porque nos quiere dar libertad de nuestros barrotes personales. Si somos hijos de Dios también debemos ser representantes del carácter del Padre. ¡No te desanimes! Todos luchamos contra nuestro carácter, pero no es para desalentarnos, debemos continuar y mostrar el amor misericordioso de Dios para con quienes nos rodean.

Esto es simple, un contacto amable, una sonrisa, un diálogo cordial puede traer luz a la senda de los afligidos; por otro lado, invitar a alguien a comer, o brindar un regalo de alimentos para los necesitados será de mucho bien. Paremos de pensar en nosotros y miremos a quien está a nuestro lado, veamos que necesita.

Hoy seamos hijos e hijas de Dios.

No hay comentarios.: