22 diciembre 2013

COMPLEJO DE PENÉLOPE

Síndrome de Penélope

En la novela La Odisea, de Homero, Penélope es la esposa del personaje principal, Odiseo, quien viaja a la guerra de Troya, y le promete que volvería por ella.

Durante veinte años Penélope rechaza a cuanto pretendiente llegara a ella, argumentando que aceptaría la muerte de Odiseo al terminar la ropa que estaba tejiendo. Penélope avanzaba la ropa en el día, y la destejía en la noche, haciendo notar que su obra estaba inconclusa.

Así Penélope esperó a su amado, hasta que regresó. Luego hay varias versiones de cómo siguió la historia. Una versión dice que él la mató, otra, que permanecieron juntos, otra que se casó con otro. Como sea, Penélope es el símbolo de la persona que no olvida un romance.



Personas que tuvieron un romance hace varios años, y no pudieron olvidar a la novia (o) que supo llenar su corazón como lo necesitaban.  Así, luego de años,  se encuentran con aquella ex, o aquel amor del pasado, y creen, fantasiosamente que todo puede recomenzarse desde donde se quedó.

No tienen en cuenta que luego de varios años de relación, las personas tiene más experiencia, maneras de pensar diferente, argumentación que puede resultad chocante para la época en que se re encuentran.

Las relaciones afectivas del pasado, han de quedarse allí. Si una pareja de ex novios, luego de varios años, siguen solteros, deben volver a enamorarse, o volverse a conocer, porque ahora son diferentes. Como dicen aquel refrán: ha corrido mucho agua bajo el río.

Por otro lado, el síndrome de Penélope también se aplica a aquellas personas que no pueden ni quieren olvidar un amor pasado. Se niegan a dar vuelta a la página o a cerrar un capítulo en su vida. Y esto aun cuando el ex amor ya formó una familia sólida.


Es necesario que se busque ayuda psicológica para poder resolver aquello que quedó inconcluso en el pasado, y dejar de tejer sueños que no llegarán.

1 comentario:

Josue Dominguez Uriarte dijo...

Interesante pastor! Gracias por su publicación.