10 octubre 2013

NO TEMAS


Apocalipsis 2:10 “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida”.

Esta es la esperanza que se da a los cristianos que padecerían. Aquellos que crean que el cristianismo está exento de persecución, pruebas y tribulaciones están equivocados. El camino del cristiano en una senda estrecha y POCOS son los que entran en ella.

En medio de las dificultades, aparece la voz del Señor: “no temas”. Pero ¿no temer qué?, pues lo que habrían de padecer. Es el mismo diablo el que persigue al pueblo de Dios y le provoca dolor y tristeza por la injusticia que comete con ellos. Durante las persecuciones romanas contra los cristianos muchos fueron llevados prisioneros para morir luego, aduciendo mentiras en las acusaciones.

Yo no se si alguna vez fuiste acusado injustamente. Ahora piensa en que esa acusación fuera respaldada por el gobierno. Tu indignación, se convertiría en frustración y esta a su vez en dolor, y luego en desolación. Entonces solo te quedará confiar en las palabras del maestro.

Algunos serían echados en las cárceles romanas. Pero esas cárceles eran terribles, muchas de ellas en el subsuelo, y otras en condiciones infrahumanas. Y esto duraría diez días. En la apocalíptica, un día equivale a un año, por lo que aquí se refiere a la última y más fiera persecución de los cristianos en el gobierno de Dioclesiano, la que empezó en el año 303 y continuó hasta el año 313, con el edicto de tolerancia de Constantino y Licinio.

El premio para los que fuesen fieles, pero hasta la muerte, como fue necesario ser en aquellas atribuladas épocas, fue la corona de la vida.

Que esperanzador premio para quienes morirían por su fe. La corona de la vida eterna, cuando todos sean vindicados y vean  el premio de su fidelidad. Cuando será visto por todos el Mártir de mártires, el Señor Jesús, el que murió y resucitó, y volverá como Rey.

¿Hoy pasas pruebas? Se paciente y fiel, no te dejes amilanar aunque te humillen o persigan, aunque se burlen o maltraten. Dios lo ve todo y pronto te dará la corona de vida. Espera un poco más y Él vendrá a reinar.

No hay comentarios.: