Google+ Followers

07 junio 2013

LA MUJER BABILONIA



“Oye, pues, ahora esto, mujer voluptuosa, tú que estás sentada confiadamente, tú que dices en tu corazón: Yo soy, y fuera de mí no hay más; no quedaré viuda, ni conoceré orfandad”. (Isa 47:8 R60)

“ Babilonia está simbolizada por una mujer, figura que se emplea en la Biblia para representar una iglesia; siendo una mujer virtuosa símbolo de una iglesia pura, y una mujer vil, de una iglesia apóstata” (Conflicto de los Siglos 378). 

Estas palabras se aplicaron a Babilonia. Isaías la observa como una mujer capaz de oprimir a las naciones que la rodeaban y por su fuerza y seguridad se consideraba inacabable. Hay que notar que en el texto, aquella mujer utiliza las palabras “Yo soy” que son utilizadas por el Señor mismo para referirse a sí mismo; esto nos indica el carácter sacrílego y blasfemo de las pretensiones de la mujer.

Esta profecía tuvo una aplicación en su época, con la Babilonia literal, pero también tiene una aplicación en la actualidad, a través de los dichos de la moderna Babilonia, la cual es otra mujer (Efesios 5:25) que se caracteriza por conducir a sus seguidores por caminos de fábulas y superstición para lograr, no la recompensa de los justos, sino su recompensa vacía.

La moderna mujer voluptuosa es la representación también de diversas formas de culto apóstata, es decir, de aquellas que en lugar de honrar al Creador por medio de las simples enseñanzas de la Palabra de Dios, intentan honrarle con mitos y cuentos inventados para conservar la adhesión de sus fieles. A esto súmele la cantidad de cultos que intentan interpretar la Biblia, pero, en lugar de dejar que ella se interprete así misma comparando texto con texto, simplemente justifican acciones individuales con textos sacados fuera de su contexto.

Hoy tratemos de tener un contacto íntimo con la Palabra de Dios, a fin de poder distinguir la verdad del error.  El error se reconoce por contraste, si es que conocemos la verdad.

No hay comentarios.: