05 junio 2013

DIOS ESTÁ AL TIMÓN



Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. (Isa 43:2 R60)

“Dios tiene una iglesia en la Tierra, que es su pueblo escogido, que guarda sus mandamientos. Él está conduciendo, no ramas extraviadas, no uno aquí y otro allá, sino un pueblo”.—Joyas de los Testimonios 2:362

Este texto ha sido de inspiración para millones de cristianos alrededor del mundo. Pero también ha sido tema de desconcierto para muchos que han transitado por el valle de sombra de muerte. Cuando las horas más sombrías de la vida nos alcanzan, entonces nos desalentamos al ver que Dios aparentemente no está con nosotros.

Pero el texto es claro, el Señor nos asegura que pasaremos por las aguas y por los ríos, pero no nos ahogaremos; y pasaremos por el fuego y saldremos ilesos. Permítanme hacer una aplicación homilética. Las aguas son símbolo de gentes, que el Señor no permitirá que nos humillen, así no humillemos tampoco a otros.

Por otro lado, el fuego es símbolo de las pruebas y aflicciones, y el Señor nos dice que pasaremos por allí pero no seremos consumidos. Las pruebas son el instrumento  de Dios para limar nuestras asperezas. Pero no seamos perseguidores de los que actúan en justicia.

Dios nos debe ayudar a no mirar solo a nosotros mismos, sino a quienes están en nuestro derredor a fin de poder servirlos, y al actuar así, seremos consolados de nuestros propios caminos. Pero igual no temas, Dios está contigo, no dejará que esta prueba te acabe, sino que, cuando ella termine, serás mejor hijo o hija de Dios. 

No hay comentarios.: