02 julio 2012

VENCEDORES




Apocalipsis 3:21 “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”.

Cada etapa de la historia del cristianismo tuvo sus propios desafíos a los que de debían enfrentar los cristianos sinceros. Los cristianos llamados por el Señor debían asumir su responsabilidad, primero frente al Señor, y luego frente a sí mismos. Lealtad, constancia, pureza, entre otras.

Los cristianos de Laodicea debían vencer, ¿pero cuál era su desafío?, el dejar su estado de tibieza e iniciar su lucha por ser cristianos realmente dependientes de Dios.

Vencer su estado de apatía y acercarse al trono de la gracia para comprar el oro, las vestiduras y el colirio del Señor.

Es interesante que se haya usado el término “comprar” (ἀγοράζω). ¿Qué podemos dar a cambio? Isaías tiene la respuesta: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. (Isaías 1:18). La palabra griega que se traduce por comprar tiene que ver la redención de un esclavo. Dios nos quiere liberar, pero la decisión es nuestra.

Hay que vencer, dejando de lado nuestro “resort” y tomando decisiones unidas a acciones para abandonar nuestro estado de tibieza e iniciar nuestra entrega total al Señor.

Si lograrnos vencer nuestras propias inclinaciones, seremos tomados en cuenta para ser parte de la nueva Jerusalén.

Hoy seamos más dependientes de Dios. Hagámoslo partícipe de nuestras desiciones.

No hay comentarios.: