Google+ Followers

23 junio 2012

RETEN LO QUE TIENES


RETEN LO QUE TIENES

Apocalipsis 3: 11 “He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona”.

Esta es la bienaventurada esperanza de todos los hijos de Dios. La pronta venida de Cristo fue el dulce consuelo del pueblo adventista, antes y después del chasco.

El mensaje de la inminente venida del Señor alegró los corazones de miles de milleritas (seguidores del mensaje adventista de Guillermo Miller), y vivieron a función a las implicancias de tal esperanza; pero cuando Cristo no vino, su esperanza se transformó en un profundo chasco de dolor, desconsuelos, frustración y confusión.

A pesar de ellos, el Señor les dio la orden de retener lo que habían logrado. Un pequeño grupo de de milleritas reexaminaron las profecías para conocer donde estuvo el error. Gracias al intenso estudio de la Palabra y a la orientación del don de profecía, se pudo dilucidar el inicio del juicio de Dios en el Santuario Celestial.

Nadie tomaría la corona, el premio, la distinción de este pueblo. Fue gracias al estudio sesudo de la Biblia que los adventistas sabatistas fueron descubriendo verdades bíblicas como: el ministerio de Cristo en el Santuario Celestial, el milenio pre advenimiento, el estado inconsciente de los muertos, el don de profecía, los mensajes de los tres ángeles, la ley de Dios y el sábado, la segunda venida de Cristo, real y visible.

Este pueblo, aunque pequeño, tuvo la fuerza de retener la verdad presente de su época: Cristo en su Santuario inició la obra del juicio en 1844.

No hay comentarios.: