25 junio 2012

COLUMNA DE DIOS


COLUMNA DE DIOS

Apocalipsis 3:12 “Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo”.

Los vencedores de tan difícil situación, los vencedores, los ganadores, los que salgan airosos, no los de la ley del menor esfuerzo, sino los esforzados y valientes, recibirán los premiso señalados:

Serán columnas, es decir, columnas o pilares figurados de un templo figurado, en otras palabras, vivirán en la presencia misma de Dios, y jamás querrán salir de allí, es decir, no querrán ser como Lucifer que estando tan cerca del Señor, deseó abandonar su puesto y hacer guerra contra su Creador.

Recibirán un nuevo carácter, un nuevo nombre, triple: el de Dios, el de Jerusalén y el de Cristo. Este es el sello de propiedad de los salvados. Su carácter, su vida, sus obras, todo señalará que pertenecen al Señor.

Dos grandes recompensas que se pueden resumir pálidamente en la siguiente frase:

La recompensa de vivir cerca de la presencia de Dios, a su imagen y semejanza. ¡Qué maravilla! ¡La restauración de la imagen de Dios en los vencedores! ¡Qué maravillosa recompensa!

No hay comentarios.: