29 febrero 2012

MUERTOS EN VIDA



Apocalipsis 3:1 “Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto”.

El Señor ordena escribir una carta a Sardis, a los dirigentes de la iglesia de la Sardis literal, pero también a los dirigentes de la iglesia de la Sardis simbólica.

El nombre sugiere un nuevo comienzo, algo así como algo nuevo o el gozo expresando el gozo de algo nuevo.

Cristo se presenta a esta iglesia como el que tiene los siete espíritus y las siete estrellas, de manera similar a como se presentó a la iglesia de Éfeso, como cuando empezó. Este es un nuevo comienzo para la historia del cristianismo. El periodo de la iglesia comprendido en la simbólica iglesia de Sardis está entre los años 1517 y 1798, es decir, entre el que Martín Lutero haya clavado sus 95 tesis a favor de la Justificación por la fe y en contra de las indulgencias (1517) y la toma como prisionero del papa Pío VI por parte de Berthier, general de Napoleón (1798).

Cristo conoce las obras de la iglesia de Sardis. Son obras de alguien que parece vivo, pero en realidad está muerto.

El movimiento de la reforma se inició enarbolando la bandera de solo la Palabra de Dios, toda la Palabra de Dios, y solo por la fe. Los primeros reformadores fueron hombres estudiosos de la Biblia, pero conforme murieron estos, sus seguidores se quedaron con lo que sus líderes investigaron sin ir más allá.

Se quedaron con el andamiaje teológico de sus pioneros, que  a su vez construyeron sobre el andamiaje teológico del a Iglesia Católica. Terminaron siendo una figura similar a la iglesia que intentaron reformar, llegando a ser iglesias nacionales y también intolerantes.


www.yvanbalabarca.tk

No hay comentarios.: