Google+ Followers

21 febrero 2012

JEZABEL, LA IGLESIA APOSTATA




Apocalipsis 2:20 “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos”.

La primera parte del texto aparenta cierta ironía: “tengo pocas cosas contra ti”. El texto es, “tengo esto contra ti”. Hay un reclamo puntual. La iglesia en el periodo de Tiatira, es decir, de la edad media, tolera, soporta, tiene, comparte, sobrelleva, conlleva, que esa mujer Jezabel.

Jezabel fue la impía esposa del rey Acab, rey de Israel (1 Rey 16:31; 18:13; 19:1-2; 21:5-16, 23-25; 2 Rey 9:30-37), la cual se comportó como una sacerdotisa promotora del culto de Baal, dios extraño al culto de Jehová, y Acab, seducido y pusilánime, siguió a Jezabel en su extravío.

Jezabel fue una profetiza que intentó desviar a la iglesia de Tiatira, pero fue también una mujer simbólica que intentó desviar la mirada del mundo de Dios hacia ella misma. Una mujer es símbolo de iglesia (Efesios 5) en la Biblia y esta mujer fue una mujer profetiza (blasfema), seductora (ramera) e idólatra. En el periodo profético de Tiatira se manifestó una iglesia blasfema, política e idólatra, es decir, la iglesia de Roma alcanzó su máximo apogeo durante muchos siglos, y ¡qué casualidad!, en la misma edad oscura, bien llamada así por la hegemonía de esta iglesia cristiano pagana. Este fue el periodo de más paganismo dentro del cristianismo.

Esta iglesia enseñó a los sinceros creyentes a fornicar, es decir, a compartir sus enseñanzas herejes, además de adorar a figuras de yeso, ladrillos, madera y piedra, como lo hizo antaño la Jezabel literal con el pueblo de Israel.

Este es un gran reproche. La iglesia apostató de tal manera que un pequeño remanente quedó en el periodo más oscuro de la iglesia.

En este periodo profético surgieron mentiras como dogmas de fe, tales como la veneración de María, los santos y los ángeles; además se estableció el culto a las imágenes, se inició la canonización de los muertos “santos”, se prohibió casarse a los sacerdotes, se estableció la inquisición, entre otras atrocidades. Estas fueron expresiones de la enseñanza fornicaria de Jezabel, es decir, la iglesia romana de la edad media.

No hay comentarios.: