Google+ Followers

15 agosto 2011

Preparación para ser un buen (a) amig@


La amistad es uno de los tesoros más importantes que debiéramos cuidar a lo largo de la vida. Las amistades se alimentan y conservan porque son aquellas que contribuirán a nuestro equilibrio emocional y social.
Sin embargo, la amistad exige que las personas desarrollen cualidades básicas para que germine de manera saludable y sostenida.
La amistad exige que la persona tenga una visión de igualdad. Por lo tanto, las desigualdades en riqueza y poder pueden potencialmente corromper una relación que tiene valor per se.[1]
La amistad es la única relación que se mantiene fuera del deber, de la funcionalidad, de lo oficial. El ejemplo es que el matrimonio, el trabajo, el estado  la iglesia existen por decreto divino, pero la amistad existe en libertad y como tal es un tesoro más valioso y raro.[2]
Sin embargo, hay realidades que no permiten el desarrollo saludable de la amistad, tales como:
Síndrome de Peter Pan.
Peter Pan es un cuento escrito por el escocés James Matthew Barrie, en 1902. El personaje vive en un mundo de infancia permanente, del cual se niega a salir para asumir roles de adulto. Cuando los niños se niegan a crecer, es decir, a asumir roles de joven o adulto, por miedo a sufrir o por no saber manejar la frustración, pues se describe que están viviendo el síndrome de Peter Pan para los varones o de Wendy para las mujeres. También están los padres que refuerzan estas conductas en sus hijos, agradeciéndoles por su conducta, sobreprotegiéndolos con descaro.[3]
Síndrome de Medea.
En la mitología griega, Medea era la hija sacerdotisa del rey de Cólquida. Medea ayudó a Jasón a robar el vellocino de oro, en el conocido mito griego, prometiéndole éste casarse, así ella dejó todo por él, traicionando a su padre a su país y causando la muerte de su hermano. Pero Jasón la abandonó y en sus arrebatos de ira, intentó vengarse de él.
Esta comparación descubre un cuadro interesante, la de la mujer vengativa por el rechazo, que desea causar daño a la persona que demostró no valorar su amistad.[4]
Una reflexión
Lo que nos interesa es que aprendamos a manejar las frustraciones.
Un ser humano puede generar éxito del fracaso. Las personas exitosas perciben y manejan el fracaso de diferentes maneras. Para la mayoría de la gente, la palabra fracaso connota algo que es terminal e inerte. Pero la gente saludable aprovecha el error. Ellos no ven el fracaso como un error, un desperfecto, un inconveniente, una falta, un intento frustrado o un desliz. Ellos piensan que alguien que no comete un error es porque no se ha esforzado lo suficiente.[5]
En una cultura como la nuestra, donde se estima el logro y el éxito, el fracaso es visto como un logro muy difícil de digerir. Los fracasos frecuentes resultan en golpes que nos pueden dejar fuera de combate. Emocionalmente es muy costoso, generando sentimientos de culpa, de auto consideración, duda y auto condena. El tema del fracaso puede producir mucho miedo.[6]
Se desarrolló un estudio donde se comparó a 21 ejecutivos fracasados con otros 20 exitosos. Los primeros habían tenido triunfos con anterioridad y se esperaba que llegaran más lejos, pero a la hora de los ascensos los pasó por alto, los despidieron o los orillaron a jubilarse prematuramente por las siguientes causas: su estilo de liderazgo era intimidatorio siendo considerados insensibles y agresivos,  fríos, distantes y arrogantes, defraudaban la confianza, eran egocéntricos, tienen problemas de desempeño, se concentran demasiado en los detalles sin la capacidad de delegar actividades o trabajar en equipo.[7]
Recuerde que el fracaso es el primer paso hacia el éxito. Los fracasos son más importantes que los éxitos, ya que de ellos se puede aprender. Un fracaso no necesariamente lleva a otro fracaso. Con el tiempo el fracaso engendra éxito. Un fracaso debe ser el detonador para despegar hacia el éxito.[8]
La falta de éxito en la vida no puede ser atribuida siempre a la mala suerte o a la falta de oportunidades. Confucio decía: “No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino”.[9]
Muchas personas que están en la cima del éxito siempre recuerdan un fracaso que los hizo tragar el polvo, algo traumático en la vida, algún evento que los hizo tocar fondo, y siempre se refieren a ello como algo que fue hasta necesario y vital en su formación como persona y líder.[10]
Acepte el fracaso con buen humor. Walt Disney, quien hubo quebrado financieramente antes de ser un hombre exitoso dijo en cierta ocasión: “cuando uno es joven, es importante tener un gran fracaso”. El éxito llegará en la medida que estemos dispuestos a vencer grandes dificultades y problemas y aún riesgos.[11]
Hay que aprender a manejar las frustraciones con suma urgencia.
Los que se necesita con urgencia, una buena actitud
Es conocido que la mayoría de grandes seres humanos comparten  ciertos rasgos claves que los lleva a asumir  posiciones de autoridad y que lo diferencian de los demás seres humanos y los determina con mayor o menor  grado a ser líderes  en cualquier situación, estas son personas con aptitud para el liderazgo.[12]
Es la actitud aquel rasgo emocional importante para el liderazgo, que es en esencia, el arte de lograr que otros ejecuten sus respectivos trabajos con más efectividad. Un líder inepto o ineficiente reducirá la efectividad de su equipo. Un líder inepto tendrá un equipo ineficiente.[13]
La aptitud física crea fuerza y resistencia en el cuerpo, así la aptitud emocional crea cualidades en el corazón que le permiten poner en práctica destrezas del conocimiento emocional. Fomenta entusiasmo, elasticidad y dureza constructiva que hace frente a los retos y cambios.[14]
Un ser humano es grande por su actitud, es decir su capacidad para hacer que las cosas sucedan, pero además son capaces de motivarse cuando se presentan reveses y problemas. Esto es la actitud. La actitud de ganador.
Larry King sostiene que “una actitud correcta es fundamental para el éxito” y Lou Holtz, un famoso entrenador de futbol americano declaró que la actitud es lo más importante del mundo y que cada uno de nosotros elige la suya. Así ser una persona positiva o negativa es una elección personal.[15]
Recuerde que una actitud es una evaluación positiva o negativa de las personas, los hechos y las cosas que nos rodean y tienen tres dimensiones: cognitivo (pensamientos), afectivo (sentimientos) y conductual. Esta triada de dimensiones hace que adoptemos actitudes que a su vez condicionan nuestro modo de comportarnos para con los demás o en las circunstancias que nos toca vivir.[16]
Es la actitud de servicio lo que nos hace grandes, es aquella disposición de corazón que elegimos adoptar y que no nos ubica en la base de la pirámide de la vida, sino que nos hace líderes poderosos en el lugar o posición que desempeñemos en este momento.[17]
Necesitamos desarrollar confianza en uno mismo y en las personas a las que deseamos ayudar a crecer, ella necesita escuchar de ti que crees en ellas y deseas que tengan éxito.[18]
Cuando tenemos una actitud positiva o es decir, elegimos tener una actitud positiva la cual no cambie aunque amanezca nublado, el dólar caiga o el día se ponga de cuadritos, entonces habremos desarrollado tal disciplina mental que estaremos listos para enfrentar con éxito todos los desafíos que la vida nos plantee.
Recuerda los siguientes dichos célebres.
Lo que hagas será insignificante, pero es muy importante que lo hagas.

Mahatma Gandhi
Hay quien cruza el bosque y no ve leña para el fuego.

León Tolstoi
Cada momento es especial para quien tiene la visión de reconocerlo como tal.

Henry Miller
¿Qué ve el ciego, aunque se le ponga una lámpara en la mano?

Proverbio hindú
Si quieres miel no des puntapiés sobre la colmena.

Proverbio americano
No puede impedirse el viento. Pero pueden construirse molinos.

Proverbio holandés
Lo importante no es lo que sucede sino como lo interpretamos.

Lair Ribeiro
Les comparto esta fábula:
Se cuenta de cierto campesino cuya mula cayó en un pozo profundo.
Al campesino le dio pena ver a su fiel servidora en esa condición, pero después de analizar cuidadosamente la situación, creyó que no había modo de salvar al pobre animal, y que más valía sepultarla en el mismo pozo; por lo que llamó a sus vecinos y les contó lo que estaba ocurriendo y les pidió que le ayudaran a enterrar a la mula en el pozo para que no continuara sufriendo.
A medida que el campesino y sus vecinos paleaban tierra sobre sus lomos, a la mula se le ocurrió que cada vez que una palada de tierra cayera sobre sus lomos... ¡ELLA DEBÍA SACUDIRSE Y SUBIR SOBRE LA TIERRA!
Y esto fue lo que hizo la mula palada tras palada.
-"Sacúdete y sube. Sacúdete y sube. Sacúdete y sube!“ Se repetía la mula para alentarse a sí misma.
No importaba cuán dolorosos fueran los golpes de la tierra y las piedras sobre su lomo, o lo tormentoso de la situación, la mula luchó contra el pánico, y continuó SACUDIÉNDOSE Y SUBIENDO. A sus pies se fue elevando de nivel el piso.
Los hombres sorprendidos captaron la estrategia de la mula, y eso los alentó a continuar paleando. Poco a poco se pudo llegar hasta el punto en que la mula cansada y abatida pudo salir de un brinco de las paredes de aquel pozo.
Finalizando.
Ser amigo y mostrarse amigo, debe ser no solo una esperanza, sino una actividad constante y real de los individuos que deseen serlo.
La tierra que parecía que la enterraría, se convirtió en su bendición, todo por la manera en la que ella enfrentó la adversidad.[19]
Todo depende de qué actitud decidas asumir hoy. Esta forma de pensar: la disposición a tener una buena actitud y a superar las frustraciones nos prepararán para ser mejores amigos de quienes nos busquen así.
Consejos Bíblicos.
Evite el chisme.
Proverbios 16:28 El hombre perverso levanta contienda, Y el chismoso aparta a los mejores amigos.
“Nos horrorizamos al pensar en el caníbal que come con deleite la carne aún caliente y temblorosa de su víctima, pero, ¿son los resultados de esta práctica más terribles que la agonía y la ruina causadas por el hábito de falsear los motivos, manchar la reputación, y disecar el carácter?  Aprendan los niños y también los jóvenes lo que Dios dice acerca de estas cosas: "La muerte y la vida están en el poder de la lengua."
El espíritu de la chismografía es uno de los agentes esenciales que tiene Satanás para sembrar discordia y disensión, para separar amigos y minar la fe de muchos en la veracidad de nuestra posición.” (El Hogar Cristiano, 401).
El chisme destruirá nuestra capacidad de ser amigos saludables.
“El chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor que no te metas con ella” (Bernard Shaw)
Mostrarse amigo.
Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano.
“La comunión con Cristo, ¡qué indescriptiblemente preciosa!  Si la buscamos, es nuestro privilegio gozar de tal comunión. Tendréis la eterna seguridad de que poseéis un amigo más unido que un hermano.” (Dios nos Cuida, 18 de enero).
Entre Alejandro Magno y su médico Felipo había una gran amistad, que arrancaba ya desde la niñez. En unas jornadas victoriosas, en las cuales pensaba derrotar completamente a su enemigo Darío, Alejandro cayó enfermo, al parecer, por haberse bañado durante una marcha
agotadora en una laguna helada. Vino a perturbar más el ánimo del rey, apenado ya por no poder luchar,  una carta de uno de sus más fieles generales. Le decía que no se fiase de su médico Felipo, que se había vendido al enemigo y proyectaba envenenarle. El rey juzgó que su médico, amigo desde la infancia, no podía traicionarle. Con una mano tomó la bebida que le traía, al tiempo que, con la otra mano, le alargaba la nota de la denuncia.
Mientras Felipo, aterrado, leía aquella acusación, Alejandro degustaba el brebaje que la había preparado. Cuando lo acabó, le dijo: - "Prefiero morir a desconfiar de mis amigos".[20]

Observe a los amigos convenidos, busque la verdadera riqueza humana de los otros.
Proverbios 19:4 Las riquezas traen muchos amigos; Mas el pobre es apartado de su amigo.
Proverbios 19:7 Todos los hermanos del pobre le aborrecen; ¡Cuánto más sus amigos se alejarán de él! Buscará la palabra, y no la hallará.


[1]María Josepa Cucó Giner, La amistad: perspectiva antropológica (Barcelona: Icaria, 1999), 28.
[2]Sallie McFague, Modelos de Dios : teología para una era ecológica y nuclear (Santander: Sal Terrae, 1994), 261 – 263.
[3]Paulino Castells, Psicología de la familia: conocernos más para convivir mejor (Barcelona: Ediciones CEAC, 2008), 194, 195.
[4]Jean Shinoda Bolen, Las diosas de cada mujer : una nueva psicología femenina (Barcelona: Kairós, 1993), 217

[5] Warren Bennis, Conducir gente es tan difícil como arrear gatos: los lideres se pueden hacer? (Barcelona: Granica, 2000), 125.
[6] Luis Gabriel César, Liderazgo peligroso (El Paso, TX: Editorial Mundo Hispano, 2006), 27.
[7] Robert Lussier, Liderazgo: teoría, aplicación, desarrollo de habilidades (México: Thomson Learning, 2005), 32.
[8] Richard L. Daft, y Robert H. Lengel. El liderazgo de fusión: un modelo para provocar el cambio personal y organizativo (Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, 2001), 151.
[9] Juan Antonio Monroy,  La formación del líder cristiano (Terrassa (Barcelona): Clie, 1992), 40.
[10] Warren Benis, Dirigir personas es como adiestrar gatos, (Madrid: Centro de Estudios Ramón Areces, 2001), 85.
[11] Richard L. Daft, La experiencia del liderazgo/ the experience of leadership. ([S.l.]: Cengage Learning Latin Am, 2006), 249.
[12] Amparo Ramos, Mujeres y liderazgo: una nueva forma de dirigir (Valencia: Universitat de València, 2005), 62.
[13] Eduardo Soto, Comportamiento organizacional: impacto de las emociones (México: International Thomson, 2001),  176.
[14] Robert K. Cooper, y Ayman Sawaf. La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones (Bogotá́, Colombia: Norma, 1998), 71.
[15] Robert Lussier, Liderazgo: teoría, aplicación, desarrollo de habilidades (México: Thomson Learning, 2005), 43.
[16] Richard L. Daft, La experiencia del liderazgo ([S.l.]: Cengage Learning Latin Am, 2006), 139 – 141.
[17] John C. Maxwell, El ABC de las relaciones (Buenos Aires: V & R Editoras, 2007), 97.
[18] Ibid, 106, 110.
[19]“un poquito de perseverancia”, Unpensamientoparacadadia, http://unpensamientoparacadadia.blogspot.com/2009/04/un-poquito-de-perseverancia.html (Consultado, 31 de mayo, 2009).
[20]Anecdonet, “La amistad es cosa seria” ANECDONET, http://www.anecdonet.com/modules.php?name=News&file=article&sid=1416 (Consultado: 27 de mayo, 2009).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Appreciation to my father who stated to me about this website, this weblog is in fact awesome.



my page roanoake