Google+ Followers

28 junio 2011

TIEMPO


Eclesiastés 3:1 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”.

“El tiempo es corto.  Use el poco tiempo que tiene para su bien presente y eterno por medio del servicio cristiano activo, haciendo todo el bien posible.  Redima el tiempo que ha perdido; busque primero el reino de Dios y su justicia”  (Alza tus ojos, 150).

El manejo del tiempo es uno de los problemas del siglo XXI. El buen manejo del tiempo tiene que ver con una mente ordenada y madura. Para lograr este fin es necesario desarrollar el hábito del uso de la agenda. Una adecuada distribución de las horas y momentos del día en actividades pertinentes y necesarias hará que la persona así habituada tenga todo listo y a timepo.

Esto debiera haberse aprendido en la niñez, con la ayuda de los padres; de no haber sido así, es necesario que se aprenda en la edad juvenil o adulta, dependiendo el caso.

Llegar a ser jefes de nuestro propio tiempo, de saber disponerlo y ser jefes de nuestra voluntad para cumplir con la agenda, es lo que nos dará mayor fuerza de voluntad para otros grandes proyectos.

Un buen manejo del tiempo nos ayudará a tener un buen manejo de pensamientos, y esto a su vez nos dará un mejor manejo de los sentimientos.

Hoy busquemos ser dueños del presente, que es el regalo que Dios no da.

No hay comentarios.: