31 mayo 2011

EMOCIONES


Proverbios 15:1 “La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor”,

“Cultivad sentimientos bondadosos, tiernos y comprensivos, y no los llaméis debilidad, porque son los atributos del carácter de Cristo.  Cuidad vuestra influencia...” (A fin de conocerle, 212).

Uno de los más grandes desafíos en la carrera cristiano que debemos superar está el relacionado con nosotros mismo, y es el control de las emociones.

En el Perú tenemos una frase que resume un hecho cultural: “Si te molestas, has perdido” (solo que dicho en lenguaje coloquial). El manejar sentimientos como la ira, miedo, frustración, tristeza, y demás estados de ánimo negativos es fundamental para lograr un carácter armónico.

No podemos ser controlados por el medio en el que nos desenvolvemos. Debemos ser dueños de las circunstancias y aprender a dominar nuestros pensamientos.

He aquí una simple receta para aprender a hacer esto: primero, procure llevar una agenda diaria de actividades, eso le ayudará a tener un orden en el día para acabar lo que debe hacer; segundo, sea disciplinado, primero el deber y luego el placer; tercero, busque placeres saludables y beneficiosos.

Un día con agenda nos ayudará a tener orden en los pensamientos, y esto a su vez ayudará a tener un mayor control de los sentimientos y emociones.

La ira es nuestro mayor enemigo. Reaccionar rápido y sin pensar para no quedar mal puede ser un arma de doble filo. Aprendamos, no a quedar callados, sino a dar respuestas amables, corteses y bondadosas. Seamos cristianos, no solo debemos parecerlo.

1 comentario:

Heyssen J. Cordero Maraví dijo...

Interesante reflexión. "El que se pica pierde...". Para el joven cristiano es un verdadero desafío...
Maranatha...!!!