23 marzo 2011

TE BUSCO SEÑOR


Salmos 84:10 “Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, Que habitar en las moradas de maldad”.

“EL Sal. 84 fue compuesto por David, el "ungido" del Señor (vers. 9; 4T 534), cuando estaba desterrado de Jerusalén.  Es una ferviente expresión lírica de consagración y amor a la casa de Jehová y su culto” (Comentario bíblico adventista 3:838).

Recuerdos aquella oportunidad en que me encontraba en un distrito semi rural en el norte del Perú. Los caseríos donde había iglesias adventistas estaban cerca unos de otros, quizá a solo una hora a pie de uno a otro. En cierta ocasión tuve que visitar una congregación que estaba ubicada a tres horas en moto, y así se tardaba por lo agreste de la vía de ingreso. Fue una experiencia muy agradable pasar unos días con los hermanos.

Cuando bajábamos con el hermano que me llevó en su motocicleta, pues llegamos a un punto muy solitario. Uno solo miraba a donde dirigiera la vista, solamente cerro pedregoso. Solo hacia el cielo se veía otro color. Entonces pensé. En el internado de la Universidad Peruana Unión había de todo. ¡Como quisiera un vaso de leche de esas mesas matutinas!, ¡un poco de pan con mantequilla de maní de aquellos que quedaban en los platos! Uno valora más las bendiciones cuando ya no están.

David estaba fuera de Jerusalén y no anhelaba el pan y la leche de su casa, sino el habitar cerca del altar del Señor. Tuvo necesidad de caminar en la casa de Dios diariamente.

Hoy no necesitamos ir a un lugar físico para pasar momentos de comunión personal con Dios. Busca un lugar apartado y ora. Lee su Palabra, enséñasela a otros… busca adorar a Dios con su pueblo en el templo… vive las bendiciones del Señor en tu vida.

No hay comentarios.: