23 diciembre 2010

PONGAN ATENCIÓN

Job 2:1 “Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová”.

“Con el mismo objeto está presente allí donde los hombres se reúnen para adorar a Dios. Aunque invisible, trabaja con gran diligencia, tratando de gobernar las mentes de los fieles… Cuando ve al ministro de Dios escudriñad las Escrituras, toma nota del tema que va a ser presentado a la congregación, y hace uso de toda su astucia y pericia para arreglar las cosas de tal modo que el mensaje de vida no llegue a aquellos  quienes está engañando precisamente respecto del punto que se ha de tratar.  Hará que la persona que más necesite la admonición se vea apurada … o impedida de algún otro modo de oír las palabras que hubiesen podido tener para ella sabor de vida para vida (Conflicto de los siglos, 572, 573)

Cuando era más joven, escuchaba en la iglesia que Satanás está sentado en la última banca, y con esto intentaban llevarnos más adelante para participar del servicio. En otra ocasión, uno de los que se sintió aludido por la metáfora anterior mencionó cuando le tocó predicar que Satanás no está en la parte posterior de bancas sino en las primeras bancas, atento al sermón para luego desviarlo en las sobremesas.

Al final no me importa donde esté, lo cierto es que están los ángeles caídos con el propósito de desviar las mentes de las personas necesitadas del mensaje. Nos quedamos pensando en las palabras y no en el mensaje. “que el terno de tal color”, “que manera de mirar”, “que su postura corporal” y nos quedamos en los detalles y no pensamos en lo que realmente es importante”. Seamos cuidadosos la próxima vez, pongamos mucha atención al mensaje que nos es traído.

No seamos presa del león rugiente, sino escuchemos al cachorro de León de Judá (Cristo Jesús) hablarnos a través de sus mensajeros finitos.

No hay comentarios.: