CESAR CARDENAS SALAS


Homenaje a mi tío César Cárdenas quien nos dio su amistad y cariño así como el evangelio adventista. En esta foto tomada del anuadio del Colegio Adventista del Titicaca, en Chullunquini, Julica, Puno, lo encontramos en el año 1968 junto con su esposa Judith, y sus hijos Esther, Zoraya, Lea y Enoc (aún no nacía Isaac). César se desempeñó como jefe del taller de carpintería. Un misionero y un hijo de Dios. Este año falleció victima de una enfermdedad sileciona... el cáncer.

Este es un homenaje para mi abnegada tía Judith, y mis primos Esther, Zoraya, Lea, Enoc e Isaac.

Querido tío. Nos veremos junto al río, más allá del sol...


Comentarios

Entradas más populares de este blog

AVANCEN JUNTOS

MATRIMONIO ENTRE IMPERFECTOS

8 ÁREAS DE LA VIDA MATRIMONIAL SALUDABLE