14 enero 2010

EBEN EZER

1 Samuel 7:12 Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová.

Los filisteos quedaron entonces tan completamente subyugados, que entregaron las fortalezas que habían arrebatado a Israel, y se abstuvieron de todo acto de hostilidad durante muchos años. Otras naciones siguieron este ejemplo, y los israelitas gozaron de paz hasta el fin de la administración única de Samuel.
Para que aquel acontecimiento no fuese olvidado, Samuel hizo erigir, entre Mizpa y Sen, una enorme peña como monumento recordativo. La llamó Eben-ezer, "piedra de ayuda," diciendo al pueblo: "Hasta aquí nos ayudó Jehová." (Patriarcas y profetas, 641).

Había pasado mucho tiempo en que Eben Ezer había sido el campo de la derrota, ya que el pueblo de Israel había sido destruido por los filisteos y el arca había sido tomada. Pero ojo, fue en Eben Ezer (hasta aquí nos ayudó Jehová), pero ¿Qué pasó?

Lo que pasa es que la primera vez el pueblo de Dios se presentó confiado en su propia fuerza y fue vencido. Estaban en Eben Ezer, pero no estaban con Jehová. Es posible estar en rodeado de las cosas de Dios, pero a la vez, no confiar en el Señor y ser derrotados.

Hoy debemos reflexionar. No donde estamos, porque estamos con el pueblo de Dios, sino si es que nuestros afectos y nuestras acciones están en pos del Señor.

Cuando el pueblo decidió con la guía de Samuel, siervo del Señor, confiaron en Jehová, sus enemigos fueron destruidos. Entonces Eben Ezer tuvo sentido en su experiencia.

Hoy que Eben Ezer sea una realidad en tu experiencia.

No hay comentarios.: