05 agosto 2009

¿NEGLIGENTES?

Josué 18:3 “Y Josué dijo a los hijos de Israel: ¿Hasta cuándo seréis negligentes para venir a poseer la tierra que os ha dado Jehová el Dios de vuestros padres?”

“El Evangelio es para todos, y unirá en la iglesia a hombres y mujeres que son diferentes en preparación, en carácter y en disposición. Entre ellos habrá algunos que son naturalmente negligentes, que creen que la autoridad es orgullo, y que no es tan necesario ser exigentes. Dios no descenderá hasta sus bajas normas...” (A fin de conocerle, 153).

Primero el deber, luego el placer.

Tenemos que iniciar el día con todo el entusiasmo que fuera posible, pero ¿cómo empezar el día naturalmente felices?, pues haciendo caso a las leyes naturales que nuestro Dios y Salvador dejó prescritas para nosotros: Tomar mucha agua, tener una vida activa físicamente, descansar temprano y regularmente, comer saludable, tomar aire fresco, exponerse al sol cada día o al aire libre, ser temperante y confiar plenamente en Dios.

Queridos amigos, necesitamos tener una disposición de trabajo. Pero si naturalmente somos apocados y negligentes, procuremos cambiar con la ayuda de Dios, hoy es un buen día para empezar.

No hay comentarios.: