06 julio 2009

YO SOY EL QUE SOY

Éxodo 3:14 “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.”

“Fue la mano de Dios, y no la influencia ni el poder de origen humano que poseyeran Moisés y Aarón, lo que obró los milagros hechos ante Faraón. Aquellas señales y maravillas tenían el propósito de convencer a Faraón de que el gran "YO SOY" había enviado a Moisés, y que era deber del rey permitir a Israel que saliera para servir al Dios viviente. Los magos también hicieron señales y maravillas; pues no obraban por su propia habilidad solamente, sino mediante el poder de su dios, Satanás, quien les ayudaba a falsificar la obra de Jehová.” (Patriarcas y profetas, 267, 268.)

El Gran Yo Soy únicamente es Jehová. Cuando Dios le expresó a Moisés como debía referirse a Él cuando le interrogasen en nombre de quién daba su mensaje, el temeroso Moisés debía expresar: “Yo Soy me envía”. Esta frase no solo tenía el propósito de demostrar el origen divino del llamamiento del emisario, sino también el de dar seguridad a Moisés a fin de que este encontrara en el Yo Soy la respuesta a todos sus dilemas.

“¿Cómo haré esto?”, “¿Quién me ayudará?”, “¿Quién me acompañará?”, “¿Quién me sostendrá en las pruebas?”, “¿Quién me dará fuerzas en mi debilidad?”, “¿Quién será mi consejero?”, y la respuesta a todas estas futuras preguntas ya había sido dada: “Yo Soy”.

Oh gran maravilla de amor prometido, llámate hoy a ti como a mí. Dios quiere ser hoy el gran Yo Soy de tu vida. Nuestro “yo” insignificante e impotente debe ser cambiado por Cristo viviendo en ti y en mi. El gran Yo Soy nuevamente en el corazón del hombre, el Creador en el corazón de la criatura.

Hoy busquemos al Gran Yo Soy y nuestra perspectiva de vida cambiará radicalmente, porque hoy seremos mensajeros de esperanza, mensajeros del Dios del Universo, mensajeros del Gran Yo Soy.

No hay comentarios.: