30 julio 2009

LA CENA DE EMAUS




LA CENA DE EMAUS de Caravaggio (1571 - 1610)

Esta obra de juventud de Caravaggio fue realizada para la casa de Ciríaco Mattei en Roma. Existe una segunda versión de la misma, pintada cinco años después, que se encuentra en la Pinacoteca de Brera.
El cuadro narra la escena en que Jesús, tras haber resucitado, encuentra a dos de sus discípulos mientras se dirigía a Meaux y, durante la cena, en el momento de bendecir la mesa, los hombres lo reconocen. Los alimentos tienen un claro contenido simbólico. De este modo, el pan y la jarra de vino hacen referencia a la eucaristía y, dentro del cesto de frutas, la manzana correspondería al pecado original y la granada a la pasión.

Detalles como la colocación del cesto de frutas en el canto de la mesa, a punto de caer,y la disposición de los brazos estirados de Pedro parecen invitar al espectador a acceder a la obra. Sorprende el gran realismo de toda la escena, potenciado por una luz intensa que genera grandes contrastes luminicos en lugar de degradados. La luz, por otro lado, aporta una atmósfera brillante y nítida que ilumina los rostros de los personajes, que, lejos de la idealización, se muestran cercanos y cotidianos, con la intención de humanizar el contenido sagrado.

Mónica Monteys, Museos del Mundo, t. VII. (Lima: El Comercio, 2007), 52.

No hay comentarios.: