14 febrero 2009

SOLO FE


Génesis 12:1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
“No fue una prueba ligera la que soportó Abrahán, ni tampoco era pequeño el sacrificio que se requirió de él. Había fuertes vínculos que le ataban a su tierra, a sus parientes y a su hogar. Pero no vaciló en obedecer al llamamiento. Nada preguntó en cuanto a la tierra prometida. No averiguó si era feraz y el clima saludable, si los campos ofrecían paisajes agradables, o si habría oportunidad para acumular riquezas. Dios había hablado, y su siervo debía obedecer; el lugar más feliz de la tierra para él era donde Dios quería que estuviese.” (Conflicto y Valor p. 45).
La octava ley del conquistador dice: “ir donde Dios mande”. Pero que lástima es cuando esto solo queda en letras huecas y vacías. Cuando el Señor nos pide que hagamos su voluntad y rehusamos andar por el sendero que El nos ha trazado en su gran amor.
Cuantas veces nos sentimos inspirados por vidas como las de J. N. Andrews, E. G. White, W. Miller, J. Bates o Jaime White. Sus vidas de entrega total a la obra de Dios son ejemplos motivadores. Pero luego, cuando se nos pide predicar o hacer algún esfuerzo pequeño para adelantar de obra del evagelio, pues argumentamos que estamos muy ocupados o simplemente no nos da la gana hacerlo.
Seamos obedientes a la buena voluntad de Dios la cual está revelada con claridad en las Sagradas Escrituras. Sigamos los dictados de la Biblia y encontraremos paz y seguridad. Solo en la obediencia a los dictados del libro inspirado tendremos seguridad como la que tienen un caminante en su lámpara durante una noche oscura.
Veamos el ejemplo de Abram. Su fe era la fe de un niño con una simple y firme disposición de obedecer sin cuestionar, sin preguntar detalles. Solo obedecer. Tu y yo necesitamos vivir en obediencia, sin cuestionar, a veces, sin razonar, solo obedecer. ¿Suena difícil de digerir? Solo contempla la decisión de Abram. El solo tuvo un dilema: Creer, y lo resolvió. ¿Cuál es tu dilema? ¡RESUELVELO!

No hay comentarios.: