Google+ Followers

28 febrero 2009

8 LA AUTORIDAD DE LOS PROFETAS1 1

POR TODA LA BIBLIA, hay un tema recurrente: Dios habla a la gente por medio de sus profetas, y el pueblo acepta o rechaza lo que se le está diciendo. Por supuesto, al rechazar las palabras de los profetas, no están rechazando a los profetas están rechazando a Dios, quien los envió.

Entonces, es muy serio pretender hablar en nombre de Dios. Si pretendes eso y hablas, entonces eres un vocero del Creador del universo, lo que no es una responsabilidad pequeña. Hay personas a quienes se les ha delegado autoridad para hablar en nombre del presidente de su compañía, o el presidente o el primer ministro de su país; pero ¿hablar en nombre de Dios? Esto es muy serio. Desgraciadamente, gran parte de la historia bíblica es la historia de que Dios habla por medio de sus profetas y la gente rechaza lo que se le dijo. Cuán cuidadosos debemos ser para no cometer el mismo error hoy.

No hay comentarios.: