17 enero 2009

ORACION ABIERTA

Querido Señor.

En medio de los vericuetos de la vida, uno se encuentra educado por la historia, una historia llena de puntos de vista reales y unos cuantos manipulados por quienes la cuentan. Hoy descubro que cuando estamos en Cristo ya no hay nacionalidad, sino aquella que está más allá del Sol. Aquella que rompe toda barrera de idioma, raza, ideología y religión. Aquella que nos hace hermanos.

Por ello te ruego por mis hermanos y amigos de Ecuador, Colombia y Venezuela, quienes hace unos pocos meses atravesaron momentos dificiles. Te ruego por sus dignatarios, por que tú seas quien los ayude a tomas las mejores desiciones por sus pueblos. Cuida de su salud y de su vida. Señor si algo están haciendo mal, dales conciencia de hecho y voluntad de resarcir el agravio.

Gracias por nuestros amigo y hermanos que visitan esta web. Cuidalos y guíalos al conocimiento de la misericordia y el amor.

Por Jesús nuestro Señor

Amén.

No hay comentarios.: