Es hora de brindar orientacion sexual saludable a nuestros jóvenes y niños de la iglesia.

Levantemos el plan de Dios con respecto a la sexualidad del individuo y recordemos que tenemos un Dios misericordioso y justo, que perdona el pecado y ama al pecador.

Elevemos la castidad como lo que es. Un plan de Dios para la felicidad del individuo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AVANCEN JUNTOS

MATRIMONIO ENTRE IMPERFECTOS

8 ÁREAS DE LA VIDA MATRIMONIAL SALUDABLE