21 septiembre 2008

LECCION 13: "HEME AQUI ENVIAME A MI": ISAIAS.

Una parte central de la misión de Isaías era reformar el reino de Judá, al sur. Habló contra el pecado y la corrupción, y en contra de la rebelión de la Nación contra Dios.

Pero la misión de Isaías se extendió más allá que solo la reforma dentro de Judá. Él preveía el día en que la misión de Judá sería la de representar a Dios ante el mundo. Judá no debía seguir mirando hacia adentro; tenía un propósito misionero para todas las naciones. Isaías cita palabras de Dios: “Te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz a las naciones” (Isa. 42:6).

Esta amplia visión de la misión, que se extendía al mundo entero, se perdió de vista en los años siguientes. No fue sino hasta el ministerio de Jesús mismo, y el ministerio de los apóstoles en el libro de los Hechos, que vemos esta visión del evangelio a todo el mundo puesta en acción, una visión en la que somos llamados a participar en nuestros días y en esta época.

No hay comentarios.: