Google+ Followers

05 septiembre 2008

LECCION 11: DANIEL Y SUS AMIGOS, ATREVERSE CON FIRMEZA

En ninguna parte del libro de Daniel vemos que estos jóvenes judíos estuvieran golpeando puertas, distribuyendo folletos, o dirigiendo campañas públicas de evangelización. Todas estas cosas son buenas y tienen su lugar, pero Babilonia no era el lugar apropiado. En cambio, los jóvenes testificaron mediante su trabajo, sus deci¬siones, sus vidas. Su testimonio fluía naturalmente de quiénes eran y de lo que ellos creían, y de su compromiso con Dios. Su compro¬miso espiritual controlaba cada aspecto de lo que decían y hacían. Rehusaron permitir que la cultura y las expectativas del estado babilónico dictara sus agendas. Rehusaron conformarse a los decretos que atacaban sus creencias y sus conciencias.

No hay comentarios.: