05 junio 2007

Buen día.

Un día un trencito estaba que corría en cierta dirección hasta que por ver una bella colina, se detuvo, causando serios inconvenientes a su chofer y a sus pasajeros.

cuando por fin le dio la gana de avanzar, se fue de alli.

Luego, en la estacion, los dueños dejaron la máquina guardada hasta que la repararan pensando que estaba descompuesta y pusieron otra máquina más eficiente adelante.

El trenecito estaba solo y arrepentido... pues pasó mucho tiempo hasta ver nuevamente el camino.

Primero el deber, luego el placer... acaba el trabajo, luego goza


buen día.

No hay comentarios.: